Que no se vean tus alas no indica que no las tengas. Pero tener alas tampoco implica saber volar. Que nada ni nadie te impida ese paso a tu primer vuelo. Porque de esa experiencia, tus alas cogerán fuerzas para emprender nuevos horizontes.

Xavier Madrid

Hola, el contenido de esta web está protegido. Si deseas hacer uso de él, ponte en contacto conmigo.

Gracias

Suscríbete 

Únete y recibe en tu email todo el contenido de nuestro boletín

Gracias por suscribirte