Que no se vean tus alas no indica que no las tengas. Pero tener alas tampoco implica saber volar. Que nada ni nadie te impida ese paso a tu primer vuelo. Porque de esa experiencia, tus alas cogerán fuerzas para emprender nuevos horizontes.

Xavier Madrid

Share This