Hoy día, vivimos sometidos a presiones económicas, sociales y psicológicas, muy arraigadas en nuestro presente. El estrés y la angustia resultantes de este juego de tensiones, hace que la búsqueda de soluciones sea verdaderamente desesperante....