En esta serie sobre el simbolismo de la Navidad no podía dejarme atrás la referencia a los 3 Grandes, Magos de los Magos, que se guiaron por una estrella para llegar al Dios nacido.  Los Tres Reyes Magos.


Tercera entrega sobre el simbolismo de la Navidad


Serie El Simbolismo de la Navidad

  1. El Simbolismo de la Navidad.
  2. Fin de Año y sus orígenes.
  3. Los Tres Reyes Magos.
  4. La Estrella de Belén.

En esta serie sobre el simbolismo de la Navidad no podía faltar la referencia a los Tres Grandes, Magos de los Magos, que se guiaron por una estrella para llegar al Dios nacido.

En primer lugar referirme al título honorífico que les he concedido a los Tres Magos, como Los Grandes. Estos Tres personajes, en conjunto, me recuerdan a Hermes Trismegisto, el Tres veces Sabio (Tris significa tres y Megisto significa maestría), también llamado el Tres Veces Grande. Para mí, estos Tres Reyes o Magos, no son más que la representación del Triple Magisterio, Hermes, y ahora iremos viendo por qué. 

Debo enfatizar el hecho de que sean 3 reyes, porque el simbolismo del número tres es el de la superación de los opuestos, el número de la Santísima Trinidad.  Su figura nos anima a superar la oposición o desconfianza hacia el que tiene otras creencias, hacia el otro o hacia lo ajeno, y a buscar aquello que nos une, que es nuestra búsqueda de un mismo Dios, aunque sea por distintos caminos.  Unidad en la diversidad, tan distintos y tan iguales.

En algunos sitios hablan de un cuarto rey mago. No puedo asegurar la existencia de éste, aunque parece cierto que existen referencias a éste cuarto. Bien, sean 3 ó 4, no deja de ser un dato anecdótico, pues, en mi forma pensamiento, le daría aún más fuerza a este hecho. Pues todos conocemos qué son las polaridades, que dan lugar a una tríada, capaz de manifestar un siguiente elemento, formando la tétrada. Así vemos que en la antigüedad, los celtas conocían bien los 3 elementos de la naturaleza: Aire, Agua y Tierra. Más el Fuego,  tal y como relatan muchos textos antiguos, fue un regalo de los Dioses al hombre, éste no podía encontrarse en la naturaleza en forma de ríos, mares, montañas o bosques. Había que crearlo. Ese Fuego, lejos de tener que buscarlo en la naturaleza externa, hace referencia al fuego alquímico que todos albergamos en nuestro interior, el fuego que da cobijo y protege el Athanor (horno alquímico) que mantiene caliente nuestro cuerpo espiritual, mental, emocional y físico. Como véis, acaba de aparecer otra Tétrada, sumando el Espíritu a los otros tres cuerpos del hombre. 

Pero quedémonos con los Tres Magos que ya conocemos, pues de eso trata la Gran Obra. 


Si bien parece contradictorio que practicantes de la magia (severamente amonestada tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento) sean admitidos como adoradores del Mesías, hay que tener en cuenta que el término griego μάγος (mago), no era utilizado únicamente para referirse a los hechiceros. Se utilizaba en aquella época para referirse a hombres sabios, hombres de ciencia. 

Adentrándonos en los mitos de su iconografía, iconología y símbolos asociadas a cada uno de ellos tenemos las siguientes correlaciones: Los Tres Reyes Magos, su origen, sus ofrendas, su apariencia, el animal que les vincula y la Ciencia Sagrada que representan.

Los protagonistas

Así, los 3 reyes magos conocidos son: 

  • Melchor
    Un anciano de raza blanca con barbas. Lo transportaba un caballo blanco como símbolo de pureza y perfección. Su regalo para Jesús es oro, representando su naturaleza real. La tradición que representa es la línea del conocimiento europeo, el de los Griegos. La ofrenda en alquimia es el oro de los filósofos o el fuego universal de la Gran Obra. La ciencia Sagrada que representa es la Alquimia.
  • Gaspar
    Joven de cabellos cobrizos. Su regalo es el incienso, que representa la naturaleza divina de Jesús. El animal que monta es el camello, símbolo de la inteligencia humana que puede domesticar los impulsos. La tradición que representa es el Zoroastrismo Persa. El incienso como ofrenda representa al aire, la inteligencia de los cielos y la ciencia de la naturaleza, el cosmos y la cosmología, o mejor dicho la Astrología.
  • Baltasar
    De raza negra. Su regalo a Jesús es la mirra, ungüento que representa su sufrimiento y muerte futura. El animal que monta es el Elefante. Su tradición de África del Norte, el Egipto Medio. Su ofrenda representa los aceites, el agua. Sustancia que sirve para preparar los cuerpos al morir, pero también adquirir el nacimiento nuevo por el misterio del Bautismo, purificación por mediación del agua. Su Ciencia Sagrada, la Magia.
LOS 3 REYES MAGOS - ANIMALES

Estos son los Tres reyes y magos, unidos al cuarto elemento: Maia, Madre María, la Madre Tierra, conjuntando los elementos necesarios para consecución de la Gran Obra, la revelación de la Quinta Escencia o Quinto Elemento: el Verbo de la Luz con Cuerpo de Hombre Sol. 

Para René Guenón, el Evangelio  ha dividido la función de Melkisedec (Primer Rey de Salem y Sacerdote de El Elyon, significa “Rey de Justicia”) en tres personajes, que ofrecen a Jesús recién nacido, oro, incienso y mirra, símbolos de la realeza, el sacerdocio y la profecía. Precisamente, estos son los tres poderes que caracterizaban a Hermes Trismegisto: Rey, Sacerdote y Profeta.


Los regalos

  • El oro es considerado tradicionalmente como el metal más precioso, el metal perfecto, incorruptible. Por su color se relaciona con el sol, con Dios, con la perfección, con la iluminación y, por su valor, con el poder propio de la realeza Sagrada, el rey que gobierna en consonancia con la Ley Eterna.  Cristo Rey, es al que nos muestra Melchor poniendo de relieve la Función Real de Jesús.  Es el Sol perfecto que viene a iluminar la oscuridad con su luz y a regir como soberano nuestras vidas con la autoridad de la Verdad y el Amor, mostrándonos el camino a nuestra propia perfección.
  • El incienso, esa sustancia aromática propia de los templos de culto, es el símbolo de la ofrenda de uno mismo, de la purificación por el fuego, de la oración que asciende a los cielos como el humo, del perfume, la paz y el sosiego que produce al ser humano la conexión con lo divino.  Gaspar, con su presente, reconoce a Cristo como Sumo Sacerdote, como puente, como camino que une lo de arriba con lo de abajo, la materia y el espíritu, lo divino y lo humano.
  • La mirra, por último, es una cara resina fragante que se utilizaba en el embalsamamiento de los cuerpos de los fallecidos.  ¿Un regalo un tanto extraño?  No, si se atiende a su naturaleza simbólica: Baltasar deja constancia de que Cristo Rey, el Sumo Sacerdote, es también perfecto hombre y que, como tal, se verá sometido a los sufrimientos y muerte propios de nuestra naturaleza. Es la profecía sobre la naturaleza humana.

Volvemos a la idea de la superación de los opuestos: en un extremo la débil humanidad de Cristo representada por la mirra.  En el otro, su soberana majestad divina, simbolizada en el oro.  En medio de las dos el incienso, la purificación, la oración, la conexión con lo divino…  La vía que nos lleva de la muerte a la vida eterna, de la imperfección a lo perfecto, de la piedra bruta al oro alquímico.  Un inspirador recordatorio de que en cada uno de nosotros convive una doble naturaleza, la de Dios y la de la Bestia, y que sólo nos salvaremos si conseguimos purificar a la una poniéndola en conexión con la otra, a base de oración, contemplación y acción.

Tales ofrendas se producen en el momento de haber reconocido a Jesús como Dios Hombre en la Tierra por parte de los Magos, Sacerdotes, y Reyes en el día de la Epifanía, que significa “Manifestación” o “Revelación Divina”. 


El Triple Magisterio. Las Tres Ciencias Sagradas

La Astrología es la Ciencia de arriba, el estudio del cielo y la influencia del Cosmos sobre el hombre; la Magia es la Ciencia de aquí abajo, el control que puede ejercer el ser humano sobre los elementos; la Alquimia permite la Transmutación (no solamente de los metales) en el sentido de la Gran Obra Espiritual para reunir el principio de abajo al principio de arriba.

La Astrología

La Astrología simbolizada por el incienso tendría como emblema a Saturno, pero en realidad está muy bien simbolizada por nuestra Tierra. Esos dos planetas están, por otra parte, estrechamente ligados: todo evento sobre nuestra Tierra se encuentra bajo la acción directa de Saturno, desde la función clorofílica hasta cada comida que es el producto de un crimen y la eterna “lucha por la vida” (el “struggle for life” de los sajones), todo ello está bajo la influencia saturnina. La Astrología está en función directa de un punto de vista especialmente terrestre (en razón de la visión “geocéntrica” en Astrología, contrariamente a la visión “heliocéntrica” empleada en Astronomía). La Ciencia de los astros encara sobre todo la influencia que tienen los planetas, las estrellas y la orientación del cielo sobre nuestra Tierra.

La Magia

La Magia, simbolizada por la mirra, tendría como emblema a la Luna, ya que toda su obra se ejerce precisamente sobre nuestro satélite. Las fuerzas desplegadas son proyectadas en el mundo astral (o mundo sub-lunar) y los lugares mismos de las operaciones tuvieron a menudo la forma de crecientes de luna .

La Alquimia

La Alquimia, simbolizada por el Oro, tiene como emblema al Sol. Se sabe que la transmutación de los metales reside en el hecho de transformar el plomo en oro, ese trabajo simbólico de los alquimistas del medioevo: hacer con el “vil metal”, el “metal sublime”. Trabajo “simbólico”, acabamos de decir, ya que si la búsqueda del precioso metal, fabricado artificialmente, fue operada por algunos , no es menos cierto que la verdadera Obra de la Alquimia radica en el hecho de una transmutación psíquica, una transformación de las fuerzas físicas en espirituales. En términos de los Yoghis es la transmutación de “Muladhara Chakra” al “Sahasrara-Padma”, (Lotus de los mil pétalos) que para los Qabbalistas es el paso de “Malcuth” a “Kether”: del “plomo” (Saturno) al “oro” (el Sol)”


Los Colores de la Gran Obra

VITRIOL LA OBRA ALQUÍMICA

La interrelación entre los Reyes Magos y alquimia viene favorecida por los colores de cada uno de ellos: blanco, rubio-dorado y negro, alusión apenas disimulada a las tres fases de la obra hermética: la obra al blanco o “albedo”, la obra al negro o “nigredo” y la obra al rojo o “rubedo”.


Nigredo

Putrefactio, corresponde al color negro dentro de la labor alquímica, al planeta Saturno, a la muerte de Osiris, a los Arcanos XIII y XVIII. En el estudiante se despierta lo que se llama el Prerecuerdo del Oro Anterior: el último vestigio del poder celeste en toda materia que comienza a insinuarse. Y esta luminosa vaguedad hace que el estudiante advierta de forma vívida el triste estado en el que se encuentra el homo sapiens; una criatura de origen celeste reducida a poco más que un autómata sonámbulo, una especie de marioneta insectívora. Siente que ya no hay nada de los mundos inferiores (donde habitamos) que le atraiga, que le haga palpitar… No se siente de este mundo y ya no se alimenta de él. Esta fase se caracteriza por una reacción de rechazo, análisis, desilusión…

Albedo

También llamada la fase Lunar de Isis. Su color, el blanco, es producto de la purificación de la prima materia a través de la NIGREDO. La razón de este mecanismo es la de despertar la radiación consciente de la materia prima. Este sendero incluye la fusión del rey y la reina, el Sol y la Luna, el Azufre como elemento activo y el Mercurio acuático como elemento pasivo. Es la llamada CONIUNCTIO, por la cual se logra la unión de los opuestos, y se equilibran las fuerzas de atracción y repulsión. Es la Sal como elemento químico que permite fusionar las polaridades, gracias a su cualidad neutral. En esta fase se serena el “cielo” del athanor de las nubes psíquicas. Aquí observamos un proceso contrario al de la electrólisis, se trata de la ELECTROSÍNTESIS.

Y aquí comienza a tener un papel muy preponderante la luz solar. Una pista de este papel está en la función de las moléculas de ATP en la fotosíntesis.

Rubedo

la tercera etapa, es la RUBEDO. Corresponde al Sol, al color Rojo y a Horus. Una vez que se ha logrado la purificación y la electrosíntesis, en la RUBEDO se procesa la fusión con el Yo Solar mediante lo que los orientales denominan antakarana. 

En la RUBEDO, la prima materia se ha transfigurado en el Lapis Philosoforum o Piedra Filosofal que otorgaba al alquimista la capacidad de tejer los niveles exteriores de la realidad y la entrada a los misterios superiores…

ALBEDO RUBEDO NIGREDO

Grandes símbolos y misterio para las presentes y futuras generaciones.


Espero que hayas disfrutado de esta extensa entrada, y si sirve para que tomemos un poco de conciencia sobre el origen de nuestras costumbres, creo que nos ayudaría un poco más a entender nuestras propias raíces.

Si te ha gustado este artículo, no olvides compartirlo en las redes sociales, bien pulsando el botón de compartir, bien copiando y pegando el enlace.

Compárteme – https://biogeometria.es/simbolismo-de-los-tres-reyes-magos/


 

FUENTES: 


Share This