Símbolos Planetarios

Aunque podemos aprender algo sobre el significado astrológico de los planetas por su posición física en el sistema solar, los símbolos planetarios por sí solos, siguiendo la tabla anterior nos revelan bastantes cosas sobre su significado e interpretación simbólica.

Es importante llegar a conocer estos símbolos, ya que son parte del lenguaje de la astrología y la toma de conciencia sobre su significado ayudará a apropiarse de ellos. A medida que vamos desarrollando una relación con los planetas, también desarrollamos nuestro estilo de escritura particular para los símbolos.

Los símbolos planetarios, o glifos, derivan de la combinación de los signos del Espíritu, el Alma y la Materia, desde los cuales se dice que toda vida proviene en proporciones variadas. Sus significados esenciales, como dijimos anteriormente, pueden encontrarse analizando sus componentes en forma individual:

El círculo, por mucho tiempo considerado como la forma más perfecta, es la imagen del Espíritu Puro.
El creciente es el símbolo del Alma. Puede verse aquí apuntando hacia arriba, hacia el Espíritu, o, como en el símbolo de la Luna, apuntando hacia atrás, hacia el pasado, o tanto hacia atrás como hacia adelante en el símbolo del planeta Urano.
La línea vertical es el símbolo de la Mente, de los Mundos Superiores
La línea horizontal es el símbolo del Cuerpo, del mundo material
Cuando Mente y Cuerpo se combinan, forman la cruz de la Materia.

El Sol y la Luna

El símbolo del Sol es el Espíritu Puro con el punto de la consciencia potencial en el centro.

El símbolo de la Luna es el Alma pura, con dos – o a veces tres – arcos que apuntan “hacia atrás”, hacia el pasado. Es simbólicamente muy significativo que en ninguno de los dos casos la cruz está presente, como en el resto de símbolos.

La Luna puede representarse igualmente en cualquiera de sus cuatro aspectos, mirando a la derecha, mirando hacia arriba, o mirando hacia abajo.

La Tierra

La Tierra es el planeta donde se manifiestan nuestras vidas, y la cruz de la Materia se emplaza en el centro, rodeada por el círculo del Espíritu, dentro del cual se contiene toda forma de vida.

Mercurio

Mercurio contiene todos los símbolos básicos: El Espíritu Puro, el Alma, y la Materia, es el símbolo de la Trinidad.

Significa la integración potencial de Espíritu, Alma y Materia y la síntesis de todos los otros planetas, como también las relaciones entre ellos. El Alma – el principio mediador que conecta – se encuentra en la posición más elevada, sobre el Espíritu, sostenidos por la Materia.

Venus y Marte

VENUS MARTE SÍMBOLO ORIGINAL DE MARTE

Venus y Marte simbolizan las manifestaciones físicas de la polaridad masculino – femenino en el mundo. Originalmente, el símbolo de Marte era la cruz de la Materia sobre el círculo del Espíritu, el símbolo de Venus invertido, por lo tanto los símbolos se complementan: Venus eleva el Espíritu sobre la Materia y Marte eleva la Materia sobre el Espíritu. En ninguno de estos casos se encuentra el símbolo del Alma.

Júpiter y Saturno

JÚPITER SATURNO

Los símbolos para el siguiente par de planetas, Júpiter y Saturno , se refieren a la relación entre el alma y el cuerpo, ya que no se aprecia el símbolo del Espíritu. Si giramos cualquiera de los dos símbolos 90º, podemos comprobar que ambos son iguales, se deducen como complementarios y opuestos.

  • Con Júpiter, el Alma se eleva sobre la cruz de la Materia, expresando la importancia de encontrar una conexión significativa (alma), “algo por lo que vivir” en el mundo manifiesto. Júpiter libera el Alma del yugo de la Materia.
  • Con Saturno, la cruz de la Materia se eleva sobre el Alma, expresando que deben darse forma a los deseos del alma dentro de los límites de la existencia en el tiempo y en el espacio.

Urano, Neptuno y Plutón

Urano muestra la cruz de la Materia elevándose sobre el Espíritu. En esta ocasión, la cruz viene flanqueada por dos nuevas líneas verticales, nuevos caminos que se abren para la elevación del espíritu, caminos que aportan libertad de movimiento por encima de la rigidez que otorga la cruz simple. Colocada sobre el círculo del Espíritu, pequeño, indica el poder que tiene la mente para aprovechar las fuerzas naturales. Un símbolo alternativo para Urano reemplaza las dos líneas verticales de la mente con dos arcos del Alma opuestos, uno hacia el pasado y el otro hacia el futuro, sujetados por la cruz de la Materia en medio. Urano es el planeta de la libertad y del amor incondicional.

Neptuno es el creciente del Alma atravesado por la cruz de la Materia. El Alma apunta hacia arriba, pero es penetrada, o atrapada, por la Materia. Por lo tanto, podría decirse que el símbolo de Neptuno representa el sufrimiento del alma mientras está encerrada en la Materia y el anhelo de regresar a su fuente, que es el Espíritu.

 

Plutón es un compuesto de los tres símbolos: el creciente del Alma cercando un círculo del Espíritu pequeño, con la cruz de la Materia debajo de él. Podría decirse que el Espíritu domina la Materia mediante la transmutación del Alma.

 


Si eres astrólogo y estás leyendo, quizás no estés de acuerdo con mi forma de ver los planetas a través de la geometría de sus símbolos. No importa, a mí me cuesta también estar de acuerdo con muchos astrólogos en la manera que tienen de interpretar una carta.

Lo más importante es que una vez entiendas la simbología básica, puedas ser capaz de meditar con cada uno de los símbolos y acceder a un entendimiento diferente a través de la forma, de su Geometría.

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

you're currently offline

Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com