Desde la antigüedad, en la mayor parte de las corrientes iniciáticas y/o filosóficas, se alentaba al aprendiz al estudio de las artes para la elevación de su espíritu. Éstas se dividían en dos grandes grupos, el Trivium (representado con un triángulo apuntando hacia arriba) y el Quadrivium (representado con un cuadrado, la base sobre la que se sostiene el mundo material).


En la época antigua se distinguía entre las Artes liberales, que sirven al hombre libre para encontrar el camino de la elevación del Ser a través de la ciencia y el conocimiento; y las  Artes serviles, son las que sirven para ganar su sustento y, por lo tanto, sólo tienen un fin económico. 

El uso de estas artes en las escuelas monásticas y catedralicias de la Alta Edad Media generalizaron este concepto, fijándose definitivamente a finales del siglo VIII. De esta forma, se dividió en dos grandes grupos:

  • El Trivium comprendía el estudio de la Gramática (lingua -“la lengua”-), Dialéctica (ratio -“la razón”-) y Retórica (tropus “las figuras”), y estaba formado por las artes de la elocuencia. Su máxima era “Gram. loquitur, Dia. vera docet, Rhet. verba colorat”, es decir “la gramática ayuda a hablar, la dialéctica ayuda a buscar la verdad, la retórica colorea las palabras.
  • El Quadrivium agrupaba las disciplinas relacionadas con las matemáticas, según la máxima Ar. numerat, Geo. ponderat, As. colit astra, Mus. Canit, es decir “la aritmética numera, la geometría pondera, la astronomía cultiva los astros, la música canta”; se estudiaba así la Aritmética (numerus -“los números”-), Geometría (angulus -“los ángulos”-), Astronomía (astra -“los astros”-) y Música (tonus “los cantos”).

Por lo tanto, las siete artes liberales son: Gramática, Dialéctica, Retórica, Aritmética, Geometría, Astronomía y Música.

LAS SIETE ARTES LIBERALES

Existía así una especie de educación general, con conocimientos amplios, que formaban un al hombre libre y pensador y, posteriormente, una educación especializada en la rama que uno deseaba ejercer como ciencia o arte servil. Es decir, se formaban hombres libres capaces de pensar por sí mismos y luego se les daba una profesión. Esto ponía en jaque a los sistemas establecidos con la Iglesia y Monarquías, ya que un ciudadano cultivado en las artes era más difícil de engañar que al inculto pueblo llano. De esta forma comienza una etapa en la que la educación deja de ser tan elitista y controlada por el clero, abriéndose las puertas a los plebeyos de confianza, y poco a poco dio lugar a las primeras universidades.

Estas universidades iniciales fueron un desarrollo de las primeras escuelas monacales y catedralicias que, de forma genérica, enseñaban en primer lugar las artes mayores del Trivium (las artes que ayudaban a la comprensión del alma). A partir de ellas se formaron otros núcleos que incorporaban todos los saberes de la época, incluyendo entonces el Quadrivium (las artes que ayudaban a la comprensión de la materia) como una segunda etapa, y siguiendo en el estudio, recibían especializaciones superiores.

Pero volvamos al importante uso de las Artes Liberales, concebidas en su tiempo para enseñarnos a pensar y ser libres. En la Educación actual se tiende cada vez más a una especialización. Como se suele decir, cada día más, los expertos saben más y más de cada vez menos y menos. La educación de conocimientos generales está desapareciendo, las artes liberales ya no interesan y se está eliminando de los estudios, dando preferencia a las artes serviles en una sociedad donde lo que importa es ganar más y más dinero. Todo demás no importa.

La eliminación de las artes liberales del estudio está creando una sociedad donde las relaciones interpersonales, el ayudar a los demás, el hablar y debatir de temas que no sean propios de la profesión de uno, carecen de toda importancia. Sólo importa uno mismo y los demás son importantes sólo en virtud de cuanto me pueden hacer ganar. En resumen, la educación moderna está deshumanizando a la humanidad.

No creo necesario que toda persona sepa de todas las ciencias, pero al menos tener la capacidad de poder entablar una conversación con personas de diferentes especialidades. Este conocimiento general me capacitaría para poder hablar de algo más allá de lo que se refiere a mi trabajo, a mi oficio servil. Y para hablar tenemos que pensar y para ello, si se quiere hacer correctamente, si queremos debatir y no discutir, si queremos convencer y no imponer, si queremos que nos escuchen… las Artes liberales son vitales.

ESQUEMA LAS 7 ARTES LIBERALES

  • Omnis sapientia a Domino Deo est; soli quod desiderant facere possunt sapientes – “Toda la sabiduría emana del Señor Dios; sólo los sabios pueden hacer lo que desean”
  • Septem fontes sapientie fluunt de philosophia qui dicuntur liberales artes – “De la filosofía emanan siete fuentes de sabiduría que son llamadas artes liberales”
  • Spiritus sanctus inventor est septem liberalium artium que sunt grammatica, rethorica, dialetica, musica, arithmetica, geometria, astronomia – “El Espíritu Santo es el inspirador de las siete artes liberales que son retórica, dialéctica, música, aritmética, geometría, astronomía”

Fuentes:

  • http://argonautica-fingoi.blogspot.com/2011/02/filosofia-ii-las-siete-artes-liberales.html
  • http://iluminando.org/2016/12/26/las-siete-artes-liberales-1-de-8-lo-que-son/
Share This