La Estrella de Belén… una de las leyendas más misteriosas del Nuevo Testamento, estudiada por miles de científicos, astrónomos y astrólogos, queriendo dar una explicación lógica a un símbolo


Hablaré desde el desconocimiento más puro e interno, el que me profesa sólo la inquietud de encontrar explicación a aquello que me rodea. Sabiendo que el mito del nacimiento de Jesús no es nuevo, y de milagro tiene lo mismo que en otras civilizaciones y/o religiones, ¿porqué buscar explicación científica a la estrella? ¿Por qué no se intenta dar una explicación simbólica a lo que es?

Los reyes magos ni eran reyes ni magos, simplemente pensadores, astrólogos, filósofos, matemáticos,… sabios de la época. y como tales fueron iniciados en los misterios. Sabemos que la estrella estaba en Oriente, y que los Reyes viajaron durante 9 meses hasta encontrar al que iba a ser Rey, justamente el período de gestación de María. ¿Pero qué significa esa estrella? El inicio de una realidad, el comienzo de un viaje, el viaje de una iniciación en busca de la Luz. El camino lo marca la estrella en Oriente, pero ¿quién ha podido ver una estrella que durante 9 meses marque siempre la misma dirección como si la Tierra no tuviese traslación ni rotación? Otra teoría es que fue una conjunción de 3 planetas, pero dudo mucho que los Reyes en aquella época viajaran de noche y durmieran de día en el desierto. Entonces, ¿qué estrella siguieron? ¿Qué estrella hay que marca siempre la misma dirección y es visible incluso de día? ¿Qué estrella puede marcar siempre el inicio de un viaje al alba, para poder ir en busca de la Luz? El sol sale por el Este indicando el inicio del día, el origen de la Luz, cualquier iniciado estaría dispuesto a ir en busca de esa Luz. Los Magos son de Oriente, y viajaban hacia Belén, hacia donde la estrella les guiaba, es decir al Oeste, así comenzaban cada jornada de viaje, marcados por el Sol su punto de partida, y siendo guiados por éste hasta el atardecer, momento en que guardaban reposo para comenzar al alba un nuevo día. La Estrella que guiaba a los Reyes Magos, el Sol, fuente de Luz y Sabiduría, comenzaban así su propio viaje iniciático en busca de La Verdad. Y en esa búsqueda creyeron que la Luz, el Verbo, la Verdad, debía tener su avatar en la Tierra, y así fue como dieron con Belén.

Creo que de haber sido de otra manera, si realmente pudieron predecir la llegada del Mesías y las Estrellas les guiaron, a los Tres Reyes Magos se les hubiera conocido como los Tres Profetas de Oriente.

Pero todo esto es sólo mi opinión,  no contrastada con aquellos que llevan media vida estudiando estos misterios.

Ahora tenemos los 3 presentes, Oro, Incienso y Mirra. Por supuesto que tan extraños presentes deben significar algo:

Melchor (Magalath), anciano de blancos cabellos y larga barba del mismo color, procedente de Europa; Melchor entrega la mirra. La mirra es una sustancia rojiza aromática que es común en medio oriente y Somalia. Era muy valorada en la antigüedad para la elaboración de perfumes. La mirra es el símbolo del hombre. Representa el Albedo.

Gaspar (Galgalath), el más joven y rubio de los tres reyes magos procedente de Asia. Gaspar entrega el incienso. El incienso es una preparación de resinas aromáticas vegetales, a las que se añaden aceites de forma que al arder desprenda un humo fragante y un olor característico. En muchas religiones el incienso se utiliza en los ritos religiosos. El incienso es el símbolo de Dios. Representa el Rubedo.

Baltasar (Serakin), de raza negra, procedente de Africa. Baltasar entrega el oro, el más precioso de los metales. El Oro es el símbolo del Rey. Representa el Nigredo.

Albedo, Rubedo y Nigredo son los 3 estados alquímicos por los que debe transmutar toda la materia, pero de eso hablaremos en otro artículo.

Los magos trajeron presentes de oro, incienso y mirra. El Incienso era una resina aromática, quemada en honor a Dios. La Mirra era una sustancia perfumada usada para preparar el cuerpo para la sepultura. El Oro honraba a Jesús como Rey, el Incienso honraba a Jesús como Dios, y la Mirra fue una señal de que Jesús era un hombre y moriría.


Publicado el 7 de Enero de 2010 bajo el título La Esrella de Oriente. Reeditado el 17/12/2019.

you're currently offline

Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com