El aliento es la fuerza vital que nos mantiene vivos, nutre nuestros cuerpos y nos conecta con todos los seres del planeta con los que compartimos espacio, aire, tiempo…


La respiración es el flujo de conciencia que emana de la fuente y se extiende a todas las cosas; es una enorme corriente de fuerza, una energía que fluye a través de todo lo que contiene el cosmos.
A pesar de eso, en Occidente son muy pocos los que sienten conscientemente el poder potencial de la respiración para nutrir, llenar de energía y crear de nuevo aquello que valoramos lo más Sagrado: la Vida.
[…] Texto extraído del libro La Alquimia de la Voz

Share This