Ante el psiquismo hay que estar prevenidos. Para protegerse de forma adecuada, debemos ser conscientes de quién es nuestro enemigo, y cuáles son sus armas. A menudo actuamos bajo el yugo de la envidia, gérmen de los peores ataques contra aquellos más cercanos, y autoboicoteantes.

Aprende a conocerte, y Re-conocerás a tu enemigo.Xavier Madrid
 

Share This