Los artistas son capaces de crear porque transmiten aquello que en sus anhelos han reconocido lo que en este mundo se les prohíbe.

Y en sus obras se impregna más que una figura, más
que una imagen… una esencia… una intención.

Algo que las hace reconocibles, únicas e irreductibles…
crean vida al transmitir parte de su alma…
crean con el soplo de vida mientras sus manos moldean la materia…
aliento de vida que empapa los poros para llegar a sus entrañas,
donde arderá el mismo fuego que ilumina nuestros días.

Y así damos Luz a cada una de nuestras obras, pues arte es crear y vivir bajo los cánones concebidos en nuestros anhelos.

Y seremos, para cada quien, lo que nuestras obras les transmita.

Y es por ellas que seremos recordados ante aquellos que se alimentan del elixir de nuestra esencia, inherente en cada uno de nuestros frutos.

Share This